MICI no ha negociado ni negociará servicios profesionales en tratados comerciales

MICI 31/8/2017. El Ministro de Comercio e Industrias, Augusto Arosemena, reafirmó  ante el pleno de la Asamblea Nacional de Diputados, que el Gobierno de la República de Panamá no ha negociado ni negociará tratados comerciales a espaldas de la ciudadanía y se mantiene firme en su política de transparencia, rendición de cuentas y participación de los sectores involucrados en todas las negociaciones que le correspondan liderar.

 

Arosemena durante su comparecencia ante los diputados para responder un cuestionario sobre el Acuerdo de Comercio de Servicios (mejor conocido como TiSA, por sus siglas en inglés), señaló que la política de negociación de más de 20 años de excluir totalmente los servicios profesionales de los acuerdos de libre comercio no va a cambiar en esta administración.

 

Manifestó que no se está negociando traer profesionales extranjeros dentro del marco del  TiSA, negociaciones que se han manejado con total transparencia y consulta con los sectores involucrados, y que hasta a la fecha, Panamá no ha asumido ningún compromiso.

 

Indicó que es de público conocimiento y es un hecho notorio, que las profesiones liberales han quedado excluidas en todas las negociaciones comerciales que Panamá ha realizado, esto incluye la adhesión a la Organización Mundial del Comercio (OMC), Tratados de Libre Comercio (TLC) y TiSA.

 

Panamá tiene una economía consolidada principalmente en el sector de servicios y por consiguiente tomó la decisión de incorporarse a la negociación de TiSA en 2013 debido a que los países participantes representan aproximadamente el 70% del comercio mundial de servicios.   Además nuestros principales socios comerciales, al igual que una pluralidad de países de Latinoamérica participan en esta negociación, por lo que excluirnos como país sería estar fuera de un tratado que impactaría muy fuerte en nuestra economía.

 

El Ministro de Comercio e Industrias precisó que las negociaciones de TiSA están suspendidas desde diciembre 2016 por no poder alcanzar los grandes consensos necesarios. Por otra parte, los países se encuentran en un proceso de consulta interna, misma que hemos venido desarrollando en estos últimos meses, para buscar los mejores intereses de Panamá.